jueves, 26 de octubre de 2017

Frank Coornaert: “estoy aquí porque percibo amor por las chimeneas”



Así  de explícito se mostró Frank Coornaert  al ser interpelado por la corresponsal del Diario Córdoba, María Jesús Gómez,  sobre los motivos que le habían traído a Peñarroya-Pueblonuevo. Ni el dinero, ni la fama, ni nada parecido,  sino la existencia de un proyecto a largo plazo, original, inclusivo y social es lo que ha llevado a este artista de las chimeneas a venir aquí a echar una mano, en un antiguo  municipio industrial y  con grandes limitaciones    económicas y demográficas, como todos sabemos y como también él sabe.

Y es que cuando uno es el mayor experto de Europa en restauración de chimeneas,  ha salvado más  400 y se encuentra de ellas, como él dice, en el final de su carrera profesional, uno puede elegir a quién facilita o, por así decirlo, regala su trabajo, pues eso es lo que consideramos que va a hacer aquí un señor que ejecuta proyectos de recuperación de chimeneas valorados en 400.000 Euros y que tiene una cartera de pedidos para seguir trabajando otra vida más. , 

Es así de sencillo. Las chimeneas son su pasión y en este lugar  ha encontrado a gente que no tiene dinero pero que siente la misma pasión que él por este tipo de construcciones. Nos comenta este Miguel Ángel de las chimeneas que lo que les ha hecho decantarse por venir a trabajar aquí es el interé de los niños y las niñas en los colegios del pueblo por estas construcciones, algo que dice muy bien del trabajo que llevan haciendo los docentes, de nuestro colectivo, del Centro de profesores de la Sierra de Córdoba y del Ayuntamiento en el plan local de Patrimonio Industrial.   En una época en la que todo se mide por los que cuesta en Euros, parece casi anacrónico que existan aún personas que valoren otras cosas por encima de lo económico. Para Frank Coornaert, salvar una chimenea o las chimeneas de un municipio  representa, más que un medio de vida, una oportunidad para salvaguardar la esencia de ese lugar.
El trabajo de nuestros niños por el Patrimonio Industrial, el motivo
por el que Frank Coornaert quiere trabajar en Peñarroya-Pueblonuevo
Mural de nuestro proyecto en San José de Calasanz


Es por ello que desde la Asociación La Maquinilla transmitimos nuestro agradecimiento por haber entendido no un encargo, sino un auténtico reto.

En cualquier caso,  nadie se debe llevar a engaño y quien desee colaborar en el proyecto debe saber que traer desde Flandes a tres profesionales de primer nivel con  sus herramientas y mantenerles en Peñarroya-Pueblonuevo durante   tres semanas que durará la rehabilitación, todo ello unido a los materiales necesarios para realizarla, no va a salir precisamente  barato.

La semana que viene recibiremos el estudio de necesidades y mejoras de la chimenea, así como el presupuesto, lo que nos permitirá dirigir mejor nuestros esfuerzos.

Próximamente, verán la luz diversas actividades encaminadas a recaudar los fondos necesarios, las cuales, unidas a las campaña de micromecenazgo y al esfuerzo del propio Frank servirán para alcanzar nuestro objetivo, que no es otro que el de poner en valor la chimenea de la antigua fábrica de papel, como el   icono por excelencia de Peñarroya-Pueblonuevo.

Quizá te indigne el pedirte que te remangues, una vez más, para salvar una parte fundamental de nuestro Patrimonio. Sin embargo,  por encima de lo acertado o equivocado de este intento, piensa  que tu ciudad, aquella en la que vives y en la que has pasado los mejores  momentos de tu vida, probablemente, no sería la misma sin sus chimeneas ¿Te A-cercas? 

Frank Coornaert en el Colegio Alfredo Gil

Enlaces relacionados con esta entrada:

http://infoguadiato.com/index.php?page=17&ampliar=13992&p=17
http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobaprovincia/amor-patrimonio-minero_1179259.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario