jueves, 11 de octubre de 2012

DE BELMEZ (sin tilde) A BÉLMEZ (con tilde)

Como algo recurrente, cada cierto tiempo se reivindica que el correcto nombre de Belmez es sin tilde, por ser palabra aguda. Son muchas las teorías que afirman el error que se comete al acentuar el nombre de Bélmez, haciéndola palabra llana, pero llaman la atención en este asunto algunos artículos que relacionan este hecho con la llegada del ferrocarril.
El primero de ellos lo escribió D. Hilario Solano el 9 de mayo de 1921 y dice lo siguiente:

"Cuando hace más de 50 años empezó oficialmente a circular el tren de Almorchón a Belmez los primeros mozos de esta estación fueron, y en mucho tiempo continuaron siéndolo, naturales de la provincia de Ciudad Real. Estos al dar la voz a la llegada de los trenes anunciando el nombre de la estación, fueron los que con extrañeza de quienes los escuchábamos, acentuaron de una manera marcada la palabra Belmez sustituyéndola por la de Bélmez. Notada esta alteración, el alcalde de aquel tiempo, por acuerdo del Ayuntamiento de su presidencia pasó una atenta comunicación al jefe de la estación férrea, en la cual le rogaba que ordenara a sus subordinados que al indicar el nombre del pueblo a la llegada de los trenes, lo pronunciaran sin acentuarlo y tal como siempre se había llamado.
Creo que por el pronto se hubo de tener en cuenta aquella observación, pero la verdad es que después se siguió nombrando tal como los primeros mozos de estación empezaron a hacerlo y hoy, seguramente por ese anacronismo, el nombre de Belmez acentuado en la primera sílaba, excepto a los naturales del mismo pueblo y a los de sus limítrofes, se oye a todos los extraños que a él vienen o fuera de él lo nombran".

Horario de trenes de 1891. Belmez sin tilde
Una hipótesis parecida plasmaba en 1932 D. Juan Castro, oficial mayor del Ayuntamiento:

"La acentuación de la palabra Belmez en su primera sílaba, convirtiéndola de aguda en grave, tuvo su origen sobre los años 1869 a 1873, cuando la construcción del ferrocarril de este pueblo a Córdoba, que el personal que acudió a aquellos trabajos empezó a acentuar la palabra en su primera sílaba, según el testimonio de los ancianos naturales de esta villa".

Horario de trenes de 1929. Bélmez con tilde
Ambos artículos ponen de manifiesto un hecho que llega hasta nuestros días, que los nativos pronuncian Belmez, mientras que los forasteros tienden a decir Bélmez.
Lo que sí es cierto es que para las compañías de ferrocarriles, a partir de finales del siglo XIX, siempre fue Bélmez, y así aparece en todos los documentos en los que figura el nombre del pueblo, donde en muy raras ocasiones está sin acentuar.
Tal vez la explicación definitiva esté en lo publicado en 1968 por D. Sixto J. Vera Solano:

"Esta alteración fue sancionada por la Dirección de dicha compañía (la M.Z.A.) al poner en la estación de Atocha como punto final de una de sus líneas el nombre de Bélmez, con la trascendencia de la divulgación que este rótulo hacía del nombre deformado del pueblo, por estar dicho rótulo en la capital de España, en grandes letras, en el vestíbulo principal de dicha estación encima de las antiguas taquillas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario