lunes, 29 de agosto de 2016

Algarrobos, pinos, almeces y casuarinas; lento, pero seguro.

"Entre dos soluciones, opta siempre por la más generosa."

Jiddu Krishnamurti.


Hilada de Almeces
Dicen que lo duradero tarda años en crecer; los árboles son un claro ejemplo de ello.

El próximo otoño, -¡otra vez!-, volverán a mandar árboles de los viveros de Diputación para reponer las faltas que hemos tenido, cualquiera que haya disfrutado de la Vía Verde podrá comprobar que hay dos tipos de árboles plantados en ella: los que cuando les falta el riego se secan, sin importar cuantos años lleven plantados; y los que creciendo algo más lentamente es muy difícil que se sequen -aún sin riego-. Creo que desde las administraciones se debería tener en cuenta las características edafológicas y climáticas de un enclave a la hora de decidir qué tipo de árboles se tienen que plantar, de esa manera nos evitaríamos plantar hasta cinco veces en el mismo hoyo, con los sobregastos que ello implica y la ralentización del cumplimiento de objetivos que acarrea; porque, al final, el dinero que se gasta sale de todos y cada uno de nuestros bolsillos, y la optimización del gasto mediante una correcta planificación redundará en beneficio de todas las arcas.
Algarrobo.
Se lleva cinco veranos regando, esto da argumentos suficientes para afirmar que de todas las especies de árboles plantadas en la Vía Verde las de crecimiento lento son las que resisten y crecen con más fuerza. También sabemos que añadir un poco de abono al comienzo de la primavera y regar durante todo el verano acelera vertiginosamente el crecimiento de las especies más lentas. Es una pena ver que de nada sirve esforzarse por intentar salvar las especies arbóreas de jardines y parques plantadas en la Vía Verde, antes o después terminan secándose; cualquiera que pase por la Vía Verde podrá comprobar como a estos árboles les sale una herida en la base del tronco, ésta se hace más grande cada año que pasa, terminando por afectar a toda una sección del tronco;  al final se secan. 
Pino piñonero
Desde aquí hacemos un llamamiento para pedir que las reposiciones de este año se realicen con "Pinus pinea", "Celtis australis" y "Ceratona silicua",  y unas cuantas casuarinas en las zonas de la vía afectadas por los lixiviados del Antolín en las que no ha agarrado nada tras cinco años de intentos. Estas especies han demostrando ser las más idóneas para que en el futuro tengamos sombra con un mantenimiento de coste cero.
Casuarina



Esta semana, como todas las semanas, también tenemos que agradecer a los cuatro voluntarios que han venido a regar.

Al que le apetezca regar le hacemos un hueco.

Hay sitio para todos.

¿Dónde apuntarse?

Llama al teléfono 609 806418 o al 637 544156.




¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 25 de agosto de 2016

Los anuncios no salvan las chimeneas



Hacía tiempo que no hablábamos del Cerco. La enorme cantidad de buenas noticias que ha ido dando  el siempre inacabado proyecto de Vía Verde del Guadiato, unido a la escasa actividad registrada por  nuestras autoridades en relación a él  tienen la culpa de la ausencia de novedades sobre este particular. En este sentido, continuamos a la espera de la creación de la Mesa Local de Patrimonio Industrial y la declaración BIC para el Cerco, ambos compromisos adquiridos públicamente por el Ayuntamiento a finales de Mayo.

Sabemos por experiencia  que en el asunto del Cerco  no tener noticias nunca es una buena noticia. Es por ello que, aprovechando que hemos sido invitados por la Asociación Le Non Lieu   al Tercer Encuentro de Chimeneas de Francia y Europa que tendrá lugar en Roubaix  durante los próximos 26 y 27 de Agosto y en el que se tratará de forma monográfica las posibilidades de puesta en valor de las chimeneas industriales de ladrillo, queremos  dar la voz de alarma, una vez más, sobre la falta de iniciativa municipal en la protección de este Bien Cultural  y  para que reflexionemos sobre las prioridades que  se deben ir estableciendo si verdaderamente deseamos que quede algo allí para las futuras generaciones.

Tras más de 40 años de abandono sistemático del lugar, tenemos que asumir que el  80% de los edificios del Cerco son irrecuperables  ya desde un punto de vista  del uso público. En el mejor de los casos y siendo muy optimistas, muchos de los hoy restos de este paisaje sólo tendrían sentido como ruinas  integradas en un gigantesco parque arqueológico. El 20% restante y que tiene posibilidades reales de restauración queda conformado por el sólido y decimonónico edificio de la fundición de plomo,  casi completo sorprendentemente para lo que ha caído, por los trazados ferroviarios susceptibles de ser transformados en Vía Verde  y por las 9   chimeneas, muchas de ellas centenarias, que con numerosos achaques resisten a  la ignorancia, al clima  y a la gente de baja calidad.

Pero no se engañen. Si estos elementos aún no han desvanecido  no  ha sido por iniciativa de la sociedad civil,  por el respeto de la empresa que gestionaba el sitio en el que se encuentran no hace mucho tiempo atrás o por  el esfuerzo de  los diferentes gobiernos que han pasado por el Ayuntamiento del municipio, sino  porque estaban fabricadas con ladrillo refractario, es decir, están hechas de un material con el que no se puede especular ni obtener beneficio económico alguno. No valen un solo Euro. Por lo tanto su valor depende de aquel  que le da  el  propio municipio.
Un cartel realmente precioso
si las chimeneas son nuestros símbolos, ¿Por qué los maltratamos?


Amor  y desprecio por lo propio,  ay, cruel sino el peñarriblense
Estamos dando el cante con el asunto de las chimeneas
Durante los últimos años hemos asistido a un paradójico proceso de identificación por medio del cual la ciudadanía y las autoridades  de Peñarroya-Pueblonuevo han convertido  estos esbeltos elementos singulares en símbolos,  mediante una profusa  utilización  en  carteles, boletines, revistas, pasquines, mientras  son condenadas  a la destrucción por la falta inversiones para su mantenimiento.

Este  cínico fenómeno  que lleva a toda una localidad a presumir de aquello que  maltrata  es propio  de una sociedad inmadura, superficial e hija de la ideología del postureo  que inevitablemente se ha instalado a nivel mundial gracias a las redes sociales.

La ciudad de Peñarroya-Pueblonuevo tiene que aprender  que los símbolos no lo son si no se defienden desde el  respeto y/o  cuidado. Tenemos que agradecer a la madre naturaleza que el  Peñon de Peñarroya esté hecho de una de las rocas más duras de cuantas existen en el  planeta, porque de lo contrario se  estaría cayendo a pedazos, al igual que las chimeneas.



Chimenea y peñón: uno se conserva mejor que otro, no por méritos propios


Sólo   a un niño se les permite frivolizar con el asunto de  las chimeneas
Comportémonos como un pueblo adulto. Tenemos un grave problema
 con las chimeneas

Desde aquí, rogamos a  las autoridades peñarriblenses de todos los partidos que  hagan un ejercicio de coherencia, bien eliminando las chimeneas de sus anuncios y reclamos por su incapacidad manifiesta para plantear fórmulas  para su conservación, o bien   encontrando dinero, que lo hay, para el sostenimiento de unos bienes culturales únicos, irrepetibles  y en los que  se sienten representados  una parte importante de los ciudadanos de Peñarroya-Pueblonuevo.

En cuanto al pueblo llano, de la resolución del dilema identitario sobre el Cerco dependerá que continuemos haciendo el ridículo como simple agrupación de personas que conviven en un punto geográfico concreto o que dejemos de hacerlo  como un verdadero pueblo, que exige  algo más que una foto, una postal o un cartel con chimenea  a quien corresponde.
                                                                     monárquicas, anarquistas, carlistas  o republicanas, lo importante es que no se caigan

De la rapidez con que solucionemos este espinoso asunto dependerá que en el futuro cercano continúe habiendo chimeneas en el horizonte de Peñarroya-Pueblonuevo o sólo el recuerdo de lo que había.
Por su parte, el colectivo de La Maquinilla,  lejos de abandonar ante la grave situación que vive el Patrimonio Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo, acudirá nuevamente a Roubaix,   para conocer  nuevas soluciones de puesta en valor de las chimeneas  que si  han encontrado las sociedades más avanzadas, que no más ricas,  por si alguna de ellas pudiera ser aplicada aquí y para gritar en este rincón de Europa que el Patrimonio Industrial de la comarca del Guadiato, pese a todos los pesares, sigue mereciendo la pena.

Una de las chimeneas del Cerco, ayer, sin Photoshop



Una chimenea en Peñarroya debería ser un monumento, no un juguete
Una de las chimeneas más famosas del Cerco, ayer, también sin photoshop
Observen la grieta vertical


Un pueblo que no respeta sus símbolos se falta el respeto a sí mismo
¡Sigue leyendo esta entrada...!

miércoles, 24 de agosto de 2016

La Vía Verde, entre la idea posible y la realidad tangible.

Dada la respuesta que día tras día están dando los vecinos de Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo al llamamiento que desde la Vía Verde se ha realizado para salvar los árboles que la jalonan, no nos cabe otra más que aparcar nuestra sorpresa inicial, y manifestar nuestra admiración y orgullo por todos y cada uno de nuestros vecinos.

Atardecer con familia disfrutando de un paseo por la Vía Verde

Siempre hemos pensado que no hay imposibles cuando todos contribuimos.

Gracias Pedro, por apuntarte a regar.
Otro martes regando el tiempo necesario para refrescar la mitad de los árboles de nuestra Vía Verde: de 17:00 a 21:30 horas, Y el miércoles seguiremos regando con más voluntarios los árboles que quedan.
Gracias cesar; y a los dos, por querer repetir la experiencia.

Al que le apetezca regar le hacemos un hueco.

Hay sitio para todos.

¿Dónde apuntarse?

Llama al teléfono 609 806418 o al 637 544156.


¡Sigue leyendo esta entrada...!

La calle más larga; y la más concurrida


Fuente: infoguadiato


Toda vez que la Vía Verde de La Maquinilla se ha ido convirtiendo gracias a los Planes PROFEA en la  calle más larga y productiva de los municipios de Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo , el único aspecto que faltaba por desarrollar era el del uso por parte de los ciudadanos, especialmente los de Peñarroya-Pueblonuevo.

Lo comentábamos al final de las tres ediciones de las rutas guiadas que organizaba nuestro colectivo durante los veranos ¿Dónde estaba la gente de Peñarroya? Acudían en una proporción de uno a diez en relación a los belmezanos, algo que nos extrañaba sobremanera. Nos asaltaban dudas sobre si realmente los peñarriblenes conocía el trazado o se preocupaban por conocer su patrimonio.

Finalmente, hace unos días todas las dudas quedaron despejadas. Descubrimos que  a los últimos también les gusta visitar la Vía Verde, pero a diferente hora que a los belmezanos. Unos 250 peñarriblenses  participaron en la marcha nocturna por la Vía Verde de La Maquinilla que organizó el Área de Juventud del  Excmo. Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo. La localidad de Belmez también tuvo su representación, con unos 10 vecinos, aproximadamente.  A ella se sumó también el Alcalde de la misma localidad, José Ignacio Expósito, en un nuevo  gesto de apoyo al proyecto de Vía Verde del Guadiato. 

De todo lo anterior hemos aprendido varias cosas: la primera, que este pueblo con fama de apático  y despistado no lo es tanto, la segunda,  que cuando se proponen actividades de una forma original, la gente, sea de donde sea, se implica, y la tercera, que la Vía Verde de La Maquinilla está de moda.
  
Poco a poco,  con el tesón y la imaginación  de administraciones y sociedad civil estamos consiguiendo que la Vía Verde de La Maquinilla sea usada casi  tanto como el  ferrocarril de antaño. Con este evento, Peñarroya-Pueblonuevo se sube definitivamente a La Maquinilla. Esperamos y deseamos que no se vuelva a bajar jamás. Pero no se agobien, aunque  La Maquinilla está cada vez más concurrida, hay sitio para más.

Desde aquí, felicitamos al Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo por esta fantástica iniciativa al tiempo que les animamos a que no se detengan aquí, es decir,  que este sea el punto de partida para un programa de actividades anual en la Vía Verde. 

Aquí os dejamos al imágenes y vídeos  de la actividad:

Enlaces relacionados con esta entrada:


Fotos y vídeos de Inma Ruiz















video


video


video

¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 19 de agosto de 2016

Repartiendo vida a raudales.


"El amor por todas las criaturas vivientes es el más noble atributo del hombre".


Charles Darwin.

Emiliano, ese "ajubilado"  que no deja pasar un día sin regalar un trozo de su vida.

Desde que se plantaron los primeros árboles hace más de cinco años, Emiliano se procuró de acarrear la garrafas que su delicada salud le permitía para amamantar con cariño los infantes árboles plantados en el Polígono del Antolín; no contento con ello, creó en un rincón de su patio un pequeño vivero, del cual va extrayendo plantas con las que repone las inevitables bajas. Emiliano se esmera en todo: cuando arranca hierba; cuando, azada en mano, rehace las pozas de riego; o cuando, con la poda y colocación de tutores, guía las plantas que se han torcido.    

Gracias Emiliano.

Y mientras el tiempo lo exija seguiremos regando todos los martes y miércoles.

 Gracias, Amado, por regalar una tarde completa para el riego.

Gracias, Ricardo, toda colaboración es necesaria.


Al que le apetezca regar le hacemos un hueco.


Hay sitio para todos.

¿Dónde apuntarse?

Llama al teléfono 609 806418 o al 637 544156.




¡Sigue leyendo esta entrada...!

martes, 16 de agosto de 2016

Una Vía Verde que ya no es nuestra


Desde que  La Maquinilla es una vía verde, se han organizado decenas de rutas y marchas senderistas y/o ciclistas que  han dado colorido, entretenimiento, reivindicación o alegría  a nuestros días, principalmente de primavera o verano. La excelente acogida de todas ellas ha puesto de manifiesto el gusto de nuestra gente por los  paseos  en esa naturaleza próxima transformada por la minería, el ferrocarril y la industria  justifica  el extraordinario esfuerzo que desde hace casi cinco años llevan realizando tanto nuestro colectivo como  muchos ciudadanos  de Belmez y Peñarroya.Pueblonuevo.

Si bien, la mayoría de estas actividades  estaban  abanderadas por la Asociación La Maquinilla,  en los últimos tiempos y con las  mejoras que se han realizado en la ruta hemos comenzado a ver cómo empresas deportivas, peñas,  clubes o, simplemente, grupos de amigos de manera informal se reunían para disfrutar de la Vía Verde, tanto de día, como de noche, a pie, a caballo o en bicicleta.

Una de las rutas organizadas por nuestro colectivo el pasado verano

A esta nueva moda  de visitar la vía verde de La Maquinilla o de utilizarla de cualquier modo  se ha sumado recientemente el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo, con la organización de una marcha senderista nocturna  para todas las edades. La ruta, dará comienzo a las 22 horas el próximo 18 de Agosto en el Almacén Central y finalizará en el mismo lugar, pensamos que 4 horas después en lugar de tres, como reza en el cartel, en el mismo lugar, tras haber llegado a la antigua estación de Belmez-ermita (piscina municipal). Las personas que decidan asistir a la actividad contarán con la presencia de Cronista Oficial  de la localidad, Jerónimo López Mohedano, para resolver todas aquellas preguntas y dudas que inevitablemente surgen al caminar por esta ruta histórica. Tal vez, esta sea la última oportunidad en este año para conocer la historia del trazado y sus alrededores, toda vez que el pasado 11 de Agosto finalizaron las rutas guiadas de nuestro colectivo dirigidas por nuestro  experto en minas, industrias y ferrocarriles de la cuenca del Guadiato José Antonio Torquemada, por lo que te recomendamos que la aproveches.

Propuestas como la que les acabamos de  presentar nos llenan de satisfacción porque por fin, tras un lustro de esterilidad, la primera institución de Peñarroya-Pueblonuevo ha dado algo de contenido a una infraestructura que no es sólo de la Asociación La Maquinilla, aunque lo haya parecido hasta la fecha, sino que nos pertenece a todos. Y es que, una vez hecho lo más difícil, es decir, conseguir que la Vía Verde sea reconocida, ha llegado la hora de que nuestras autoridades y técnicos   comiencen a sacar rendimiento de esta ruta, a nivel deportivo, cultural y, por supuesto, económico,  diseñando un  programa de actividades regular, continuo, periódico y revisable.

Desde nuestro humilde medio de comunicación celebramos que la Vía Verde de La Maquinilla comience a "volar sola", sin nuestra tutela,  y que tanto ciudadanos como los poderes públicos la usen para cumplir objetivos y necesidades. Encontrar nuevas formas de utilización y aprovechamiento  de esta vía verde y de  las que vendrán es la única fórmula para lograr que éstas  sobrevivan para las futuras generaciones y que continúen  repartiendo los jugosos beneficios que para nuestros municipios suponen a nivel  de empleo e inversiones.

Enhorabuena a los promotores de la marcha nocturna ¿Quién tiene la próxima idea?


Recuerda: la Vía verde es tuya. Encuentra tu forma de disfrutarla y compártela
con los demás
¡Sigue leyendo esta entrada...!

lunes, 15 de agosto de 2016

En climas secos toda gota de agua es necesaria.


"...y al volver la vista atrás se ve la senda que no se ha de volver a pisar.”

Antonio Machado.

Es increíble la respuesta que tanto el pueblo de Belmez como el de Peñarroya-Pueblonuevo están dando a la convocatoria de ayuda para salvar y poner en valor nuestra Vía Verde: unos ofrecen (gracias Rafael de la Asociación Todoterreno Valle del Guadiato 4x4) y/o aportan vehículos y cubas; otros, durante sus paseos, recogen la basura que los menos aprensivos abandonan; los hay que se apuntan a regar, ya sea por libre, ya sea uniéndose al organigrama diseñado para tal fin; otros, se envainarán el mono y las gafas protectoras y, armados de desbrozadoras, se comprometen a quitar la hierba seca; también los hay que organizan visitas para dar a conocer nuestra Vía Verde; y luego están esos otros que con el uso civilizado que hacen de la misma le dan sentido al esfuerzo de todos.


Gracias, Francisco, por donar un rato de tus estudios para regar.

Gracias, Salvador.

Gracias: Luisa, Manuel, Rafael y Ricardo por esa fabulosa iniciativa que habéis tenido de comprometeros a desbrozar.

Al que le apetezca regar le hacemos un hueco.

Hay sitio para todos.

¿Dónde apuntarse?

Llama al teléfono 609 806418 o al 637 544156.

Enlaces relacionados con esta entrada:



¡Sigue leyendo esta entrada...!

domingo, 14 de agosto de 2016

Y seguimos regando la Vía Verde todos los martes y miércoles.



"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar
pero el mar sería menos si le faltara una gota".
Teresa de Calcuta.

Poco hay que decir -que demasiado es ya lo dicho- diferente de agradecer la respuesta que los ciudadanos de Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo han dado al llamamiento que desde la Asociación la Maquinilla se ha realizado para salvar los árboles que fijarán con sus raíces nuestra Vía Verde. 

Gracias, José Ignacio, por aparcar la corbata y el móvil durante una
tarde completa y venir a regar.

Al que le apetezca regar le hacemos un hueco.

Hay sitio para todos.

¿Dónde apuntarse?

Llama al teléfono 609 806418 o al 637 544156.


¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 11 de agosto de 2016

EL LIBRO DE LA MAQUINILLA – LOS AGRADECIMIENTOS


Al comenzar a recopilar documentación para elaborar la historia de este singular ferrocarril la primera pregunta es dónde y a quién acudir. En archivos, libros, revistas y boletines se puede encontrar información, pero es imprescindible contactar con gente a la hora de recopilar fotografías y documentos. He tenido la enorme satisfacción de que ninguna de las personas a las que me dirigí dio un no por respuesta.
Es obligado comenzar los agradecimientos por Francisco José Aute, quien quiso compartir sus vastos conocimientos acerca de los ferrocarriles del Guadiato en general y de La Maquinilla en particular. Su colección fotográfica de minas, industrias y ferrocarriles ha sido fundamental para esta obra.
En abril de 1979, Josep Miquel Solé tuvo la idea de pasar toda una noche conduciendo su coche desde Barcelona para fotografiar la locomotora Marta en funcionamiento. ¡A quien se le ocurre venir por Andalucía un Martes Santo por la tarde! Lógicamente, la locomotora estaba parada en su cochera, lo que no le impidió hacer un interesante reportaje del material ferroviario que encontró.
Juanjo Olaizola, desde el Museo Vasco del Ferrocarril, tampoco puso reparos en ceder fotografías del archivo EuskoTren. He de admitir que antes de iniciar esta aventura ni se me había pasado por la imaginación que allí, tan lejos, hubiera tan interesantes documentos de nuestra Maquinilla.
Más cerca está la Federación Castellano-Manchega de Amigos del Ferrocarril. Juan Carlos López y Carlos Torres no dudaron en colaborar. También Juan Sánchez aportó su granito de arena.
La Asociación Cordobesa de Amigos del Ferrocarril no podía fallar. Antonio Montilla, José Baldomero y Álvaro Olivares cedieron imágenes, conocimientos e ilusión para elaborar esta obra.
A caballo entre Puertollano y Peñarroya, Manuel Jiménez, ayudó a entender mejor la etapa de ENCASUR y, ya en Peñarroya-Pueblonuevo, hay que acordarse de los escritos de Jerónimo López, donde hay datos, muchos datos; de Adalberto García-Donas, que cedió fotos de su familia, y de la Fundación Cuenca del Guadiato, con María del Carmen García e Isabel Jurado, quienes dieron todo tipo de facilidades para ceder imágenes y consultar su archivo.
En Belmez el reconocimiento va para Juan José Muñoz, para Magdalena Sánchez, la hija del fogonero que sufriera el accidente de 1926, y para la familia Fernández Carmona, que desde su caseta de paso a nivel vio transcurrir los últimos años de este entrañable ferrocarril.
También en Belmez hay que dar las gracias al Ayuntamiento, a la corporación anterior y a la actual, por el apoyo que han dado a esta iniciativa.
Por último, a Rubén Cañamaque. Su exigencia y su insistencia son culpables de este libro, del resucitar de La Maquinilla y de que las vías verdes en esta comarca sean, por fin, una realidad.
A todos, gracias.
¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 4 de agosto de 2016

EL LIBRO DE LA MAQUINILLA

Desde hace años han sido muchos los que nos han solicitado documentación o datos acerca de La Maquinilla, el ferrocarril minero que unía la estación de Cabeza de Vaca (Belmez) con el Lavadero de El Porvenir (Fuente Obejuna), pasando por el Cerco Industrial de Peñarroya. También nos preguntaban si no había ningún libro que recogiera la historia de este peculiar ferrocarril.
Es cierto que del resto de líneas de la cuenca, Almorchón-Belmez-Córdoba y Fuente del Arco-Peñarroya-Puertollano-San Quintín, sí se podía encontrar muy diversa y dispersa documentación, no siempre correcta, pero que iba aportando datos sobre sus orígenes y existencia. Incluso nos consta de de varios libros y tesis doctorales que tratan sobre ellas y que no deben tardar mucho tiempo en ver la luz. 
 
Por el contrario, de La Maquinilla es difícil encontrar referencia, a veces textos inéditos, como alguno de Francisco José Aute acerca de las minas y los ferrocarriles de la comarca; otras veces comunicaciones en congresos de cronistas oficiales, como la de Jerónimo López Mohedano sobre este ferrocarril; o algún pequeño capítulo en libros de Fernando Fernández Sanz, con datos que nosotros mismos le habíamos aportado.
Pues bien, por fin hemos conseguido publicar un libro de 120 páginas dedicado casi en exclusiva a la historia de La Maquinilla.
Para su elaboración, y como punto de partida se acudió a las fuentes originales, estudios, informes técnicos, documentación de las compañías mineras y ferroviarias, etc., para ir analizando sus distintas épocas y propietarios: La Compañía de los Ferrocarriles Andaluces, la Sociedad Hullera y Metalúrgica de Belmez, la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya y, finalmente, ENCASUR.

 
Se ha buscado documentación para tratar las incógnitas que planteaban sus locomotoras y vagones, así como su gestión y el personal que estaba al cargo, y aunque el texto gira en torno a este ferrocarril, su origen y evolución permiten repasar, a grandes rasgos, lo que fue la minería de esta comarca durante más de cien años, sus principales explotaciones mineras e industriales, así como la realidad social y económica de la población y de las grandes compañías mineras, pues es prácticamente imposible la separación de minas y ferrocarriles.
Se recopilan también interesantes fotografías desde finales del siglo XIX, de muy diversa procedencia, en las que este ferrocarril, sus trabajadores y material aparecen como protagonistas. Además, se han seleccionado numerosos planos provenientes de diversos archivos, desde 1885 hasta 1960, en los que se recoge la evolución de la línea férrea, y otros documentos referidos a ella (cartas de porte, facturas, anuncios, etc.).
Una segunda parte se dedica a otros ferrocarriles o ramales mineros que existieron en la comarca, en Fuente Obejuna, Peñarroya-Pueblonuevo, Belmez, Villanueva del Rey y Espiel.
Con todo, no consideramos que este libro sea una obra acabada, creemos que debe ser solo el comienzo de otros estudios que sigan analizando la documentación que en los últimos años y con las nuevas tecnologías empieza a aparecer. 
 
¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 29 de julio de 2016

SE NECESITAN VOLUNTARIOS PARA REGAR



”Es algo absurdo. No vivo en el pasado ni en el futuro. Estoy en el presente”.
Ígor Stravinski.




Las tardes de todos los martes y miércoles de cada semana vamos a regar los árboles de Nuestra Vía Verde “La Maquinilla”. El 75% de ellos están vivos y muy saludables debido a que: de un lado, el Excelentísimo Ayuntamiento de Belmez, y a través de su teniente alcalde, nos presta una "picap" con un depósito de 1000 litros sobre ella; y de otro lado, a que cada martes y cada miércoles por la tarde hay un convecino altruista que colabora poniendo la manguera de agua al pie de cada árbol.

Gracias, José, por cambiar uno de tus diarios "running" por  una tarde de riego.

Si te apetece regar, te hacemos un hueco.

¿Dónde apuntarse?

Llama al teléfono 609 806418 o al 637 544156.


¡Sigue leyendo esta entrada...!