viernes, 15 de septiembre de 2017

Un BIC para reflexionar


En fechas recientes hemos conocido la noticia de que el Cerco Industrial va a ser incluido en el listado BIC de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en la categoría de Lugar de Interés Industrial antes de que finalice el años 2017. Esta es la culminación a un trabajo realizado por los sucesivos equipos de gobierno municipales que han pasado por el Ayuntamiento peñarriblense desde 2004, en el que se destaca la apertura del expediente  en Delegación de Cultura en 2005 mediante la elaboración de un exhaustivo informe, la compra de los terrenos del Cerco en 2010 y la resolución del mismo desde 2016. En este sentido, informamos que el listado también incluye algunos edificios del casco urbano de Peñarroya-Pueblonuevo.

En el lado negativo lamentamos la supresión en la lista por parte de Delegación de Cultura del Barrio Francés, un conjunto que por su significado, valor histórico, y las especiales amenazas de conservación que ciernen sobre él debería encontrarse entre los primeros espacios a proteger en el municipio. También se han quedado fuera varios edificios e infraestructuras ferroviarias tales como las estaciones de Peñarroya tanto de ancho ibérico como de vía estrecha, así como el muelle de transbordo. La Vía Verde de La Maquinilla, tras diversas deliberaciones no ha sido tenida en cuenta por Delegación de Cultura y, por lo tanto, no ha podido adquirir una categoría que si tienen otras Vías Verdes Andaluzas como la Vía Verde del Guadiana. Pese a la notables ausencias de listado, conocemos las innumerables gestiones realizadas por  Isabel Payer, como responsable del informe final, por ampliarlo, un hecho que queremos agradecerle públicamente. 


La lógica decepción derivada de estas omisiones no debe impedirnos reconocer que se ha dado un paso más, y quizá uno de los más importantes hacia la conservación del Patrimonio Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo. Es por ello que, como colectivo que defiende este legado, calificamos este acontecimiento de histórico.

La categoría BIC supone para estos elementos el poder beneficiarse de las ayudas económicas patrocinadas por el Ministerio de Cultura y tener preferencia a la hora de concursar en convocatorias de apoyo a la restauración establecidas por entidades como Diputación de Córdoba y Junta de Andalucía. Tampoco es menor el nuevo y estricto régimen sancionador que contempla multas y hasta penas de cárcel para quienes cometan algún tipo de atentado o mal uso de éstos.

Fábrica de ácido sulfúrico. Fue expoliada por falta de vigilancia,
no por la ausencia de una protección administrativa

Sin embargo, todos debemos saber que la categoría BIC es una condición necesaria para la conservación del área arqueológica del Cerco, pero no suficiente si no lleva aparejado un conjunto de medidas coercitivas y protectoras del sitio a nivel local. El territorio nacional está repleto de casos de conjuntos históricos, los cuales, pese a que adquirieron este “pedigrí” hace ya algunas décadas continúan siendo expoliados como si no lo fueran. El ejemplo del Castillo de Belalcázar es paradigmático en este sentido: siendo BIC desde 1985 ha tenido que esperar hasta 2016, es decir, 30 años, para recibir las primeras ayudas no para la restauración, sino para evitar un más que seguro desplome.

Es por ello que el Consistorio peñarriblense bien haría en aprovechar este título para presentar paralelamente un Plan de vigilancia y protección del Cerco, debidamente coordinado con las fuerzas de orden público y sociedad civil, un Plan que sería más necesario que el propio BIC, por ser el verdadero garante de la supervivencia del sitio histórico a la espera de la llegada de las primeras inversiones, las cuales, en base a la experiencia que tenemos, podrían tardar en llegar.


Conocemos la limitación de medios que padece no sólo éste sino muchos Ayuntamientos vecinos para hacer frente a los expoliadores en sus respectivas áreas arqueológicas. Sin embargo, ello no justifica la falta total de iniciativa en este sentido desde que fuera comprado en 2010. Todos tenemos el deber de encontrar alguna alternativa eficaz para salvar el Cerco de la desaparición, una solución que vaya más allá de los los despachos.

El BIC, en efecto, servirá para evitar por concepto maniobras militares, la ejecución excavaciones mineras, las partidas de airsoft y otras actividades alejadas del uso cultural así como todas aquellas por las que el Cerco tristemente se hizo famoso en los últimos años, pero desgraciadamente no servirá para frenar el desmantelamiento rutinario perpetrado por nuestra gente, unos atentados que a medio y largo plazo están siendo tan perjudiciales o más que el resto de amenazas que se pretenden neutralizar con la mencionada declaración de protección.

Antiguos Almacenes en primera fase de expolio


La ciudadanía tiene la obligación de saber que las aspiraciones patrimoniales de Peñarroya-Pueblonuevo no terminan en el BIC o en a ampliación de la lista de elementos incluidos en esta figura legislativa, sino que empieza con él y con nuestra capacidad para gestionar y cuidar debidamente lo que tenemos o lo que nos queda de lo que teníamos. Aunque nos duela, tenemos que asumir que este objetivo aún no lo hemos logrado, entre otras razones porque jamás lo hemos intentado.

Queríamos un BIC para el Cerco y lo tenemos 12 años después. Felicitémonos, pues, por ello, como también felicitamos a nuestro gestores públicos por su trabajo. Luchemos ahora, aunque sea tarde, con el mismo ahínco por la creación de un Plan para su vigilancia y conservación con los medios que tenemos, que no son muchos, asumiendo que podemos fracasar en el intento. Pero intentémoslo. El problema de conservación del Cerco permanecerá mientras no entendamos que su salvación no depende del BIC sino de un cambio de actitud general de los que aquí vivimos y de quienes nos gobiernan, entendiendo por éstos a funcionarios públicos y a quienes ocupan un puesto en el salón de plenos, sea del partido que sea.








¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 7 de septiembre de 2017

El juego Trivial A-cércate, ya a la venta


Juego Trivial A-cércate
Diseño de Chalemás S.L. y producido por Serigrafía Moli

El proyecto A-cércate y todas las actividades integradas bajo esta marca nacieron con una vocación de servicio al ciudadano de la comarca del Guadiato y, por supuesto, con un claro objetivo educativo. El Día del Cerco, el Conecta240, el concurso escolar de Cercos, la exposición “Cerco: educar, hablar, hacer”… son sólo algunos ejemplos de iniciativas encaminadas a cambiar la conciencia que sobre su Patrimonio Industrial tenemos quienes vivimos aquí. Sin embargo, todas tienen en común que muchas de ellas se caracterizan por ser eventos de un día o, como mucho, de una semana y sin una vocación de permanencia más allá del momento en el que se desarrollan.

Reconociendo que todas ellas en conjunto han provocado una leve mejoría en cómo la población local percibe su Patrimonio Industrial, es cierto que su efecto aún sigue siendo limitado. Las discrepancias docentes locales en los Centros han ante puesto el resultado de los concursos al verdadero valor educativo de los proyectos o el habitual ensimismamiento en el que vivimos todos produce que muchos de los contenidos de este programa tan sólo lleguen a una élite de ciudadanos comprometidos.

Y así se han dado las cosas en estos últimos años hasta que desarrollamos el juego de Trivial A-cércate, un juego de mesa inspirado en el celebérrimo Trivial Pursuit que pone a prueba a quien decide participar en el conocimiento de la historia contemporánea de Peñarroya-Pueblonuevo en particular y la cultura general de la comarca del Guadiato en general.

Aunque el el propósito inicial de nuestro colectivo fue implantarlo exclusivamente en los colegios e institutos de esta localidad, la gran aceptación que ha tenido por parte de numerosos sectores de las Comunidades Educativas que lo han utilizado nos ha animado a ponerlo a disposición del público en general para que también puede disfrutar de él.

El juego está a la venta en Serigrafía Moli al precio de 40 Euros. Se compone de libro de instrucciones, tablero con diseño exclusivo, 6 fichas en forma de chimenea, 36 zunchos de colores que sustituyen a las viejas cuñas del Trivial original, un dado y 50 tarjetas con 6 preguntas cada una, dedicadas a las siguientes temáticas:

Industria.
Ferrocarriles.
Minas.
Semblanzas.
Historia general de Peñarroya-Pueblonuevo.
Ciencia relacionada con la industria, minas y ferrocarriles del Guadiato.



El dinero recaudado irá íntegramente destinado a la financiación de nuestra labor de defensa y recuperación de nuestro Patrimonio Industrial.

El juego, además de ser una oportunidad para poner a prueba tus conocimientos sobre la historia de tu municipio, es un regalo ideal para aquellos que tienen interés en la cultura de Peñarroya-Pueblonuevo desde un punto de vista general. Vale para pasar una buena tarde o velada  con familia y amigos alrededor de nuestro Patrimonio.

Agradecemos a Chalemás S.L. el espectacular y profesional diseño del juego de forma desinteresada y a Serigrafía Moli su reproducción y las facilidades que nos ha dado para dar visibilidad a nuestro proyecto. No todos los empresarios están dispuestos a ceder un espacio del escaparate de su tienda física a beneficio de una Asociación.


Puedes adquirir nuestro juego en Serigrafía Moli o llamando al teléfono 637544156

Desde hoy tienes un  motivo más para A-cercarte ¿A qué esperas?


¡Sigue leyendo esta entrada...!

miércoles, 30 de agosto de 2017

La Carrera del Centenario


Cartel anunciador II circuito Running series
Vía Verde de La Maquinilla

Desde que la plataforma ferroviaria de La Maquinilla ha sido reconocida como  vía verde por la Fundación de Ferrocarriles Españoles  se ha contabilizado la celebración  de dos crosses, dos memoriales y una prueba puntuable para el Campeonato  de Andalucía de carreras en Vías Verdes. Ello supone un excelente bagaje para un trazado que hasta hace muy pocas fechas era todo un desconocido para el público  provincial y la población comarcal.

De ellas, algunas se siguen disputando y ya van por la tercera edición; otras no han tenido  tanta suerte y han acabado sucumbiendo por baja participación a una agenda saturada de pruebas populares que hace que cada fin de semana con buen tiempo puedan coincidir hasta tres y cuatro pruebas populares de diferente tipo (maratones, medias maratones, duatlones, triatlones…) en la provincia.
Salida de la carrera absoluta  2016 por la Vía Verde,  en Belmez

El circuito cordobés de carreras populares patrocinado por Diputación, que garantiza una afluencia de corredores  en las sedes tradicionales se ha mantenido prácticamente estable en los últimos años, dejando poco espacio para la sorpresa  a unos participantes, adultos en su mayoría, también agobiados con tanta oferta deportiva y con poco tiempo para practicar su deporte favorito.

Estas circunstancias hacen que la supervivencia de las pruebas atléticas  que suponen repetir el modelo existente sea muy difícil.    

En este sentido, las carreras en Vías Verdes, representan una alternativa popular que  está ganando cada día más adeptos, en tanto que supone para quienes eligen esta modalidad recorrer espacios naturales de singular valor y conocer el Patrimonio de los municipios que atraviesa de manera especial.


Almacén Central. La carrera servirá para conmemorar el I Centenario de este edificio

Así, quienes participaron en la edición de la carrera en la Vía  verde de La Maquinilla  pudieron  corretear por las ruinas del Cerco Industrial de Peñarroya,  contemplar el encendido simbólico de sus chimeneas  y tuvieron las mejores panorámicas del Castillo de Belmez. 120 corredores disfrutaron de una jornada deportiva diferente gracias a Dxocio S.L. empresa que gestiona  el evento de manera modélica.

La edición de este año, que se celebra el 24 de Septiembre, repite el formato  del año anterior, con la variante de que este año el protagonista destacado es el Almacén Central de Peñarroya-Pueblonuevo que cumple 100 años. Tras la final del concurso de Trivial A-cércate, que tuvo que ser disputado en la Casa de la Cultura por las elevadas temperaturas, esta carrera es la segunda actividad que propone La Asociación La Maquinilla para conmemorar esta efeméride. Verdaderamente merece la mena terminar la carrera en este escenario repleto de roblones, maquinillas, vagones de carga e ingenios mecánicos sobre raíles, todo un viaje a principios del siglo XX.

Si eres ciudadano foráneo y no has visitado aún nuestra zona, tienes muchos motivos para   participar en esta carrera. Si, por el contrario, eres de la zona, te recordamos que es un deber ciudadano defender con tu asistencia esta prueba que ha costado mucho trabajo traer  y mantener en el   Guadiato.

Es responsabilidad de todos los que vivimos aquí que la carrera por la Vía Verde de La Maquinilla se convierta poco a poco en un referente del atletismo andaluz. El 24 de Septiembre, todos a la Vía Verde de La Maquinilla, todos, una vez más, con el proyecto de Vía Verde del Guadiato.

Infórmate e inscríbete en www.running-series.com 

Agradecemos a los Ayuntamientos de Peñarroya-Pueblonuevo y Belmez la implicación en la organización de esta prueba, demostrando una vez más su compromiso con  el proyecto de Vía Verde del Guadiato. También a las empresas locales, que hacen que la vía verde sea un poco más de todos con su colaboración económica. Y, por supuesto, a Dxocio S.L. que siempre pone algo más que mucho dinero en la celebración de esta prueba.



Corre con nosotros por el interior del Cerco Industrial de Peñarroya


¡Sigue leyendo esta entrada...!

miércoles, 23 de agosto de 2017

Visitas guiadas por el área arqueológica industrial de Cerro Muriano


Restos de las instalaciones metalúrgicas de la Córdoba Cooper Company en Cerro Muriano

Hablamos tantas veces sobre Peñarroya-Pueblonuevo, Belmez, Fuente Obejuna o Espiel cuando hacemos alusión al Patrimonio de la Industrialización en la comarca que no sería extraño que muchos cometieran el error de pensar que más allá de los  municipios citados no hubiese existido industria, minería o alguna otra sucursal de la Revolución Industrial en la zona.
Nada más lejos de la realidad. Toda Sierra Morena, desde Huelva hasta Jaén,  ha sido y aún es una de las zonas de Europa con más  diversidad desde el punto de vista geológico y mineralógico, lo que ha fomentado durante milenios la existencia de instalaciones mineras e industriales en decenas de pueblos y ciudades (por no decir que fueron el motivo de su nacimiento) no muy alejados unos de otros y, por lo tanto, un rico Patrimonio.  Incluso, aún hoy, algunos focos permanecen activos tras 5.000 años de explotación extensiva e intensiva, como ocurre, por ejemplo con Minas de cobre, oro y platino de Río tinto.
Peñarroya-Pueblonuevo, Belmez, Fuente Obejuna y Espiel no están solos en la zona en esto que hemos convenido en llamar Patrimonio de la Industrialización. Cerro Muriano tiene la respuesta.  Sus yacimientos de cobre fueron explotados desde el  calcolítico hasta el siglo XX. Esta actividad ha dado como resultado un importante Patrimonio Minero-industrial que ha sido  bastante estudiado  por el mundo académico, aunque no del todo valorado por el común del ciudadano cordobés y del  Guadiato.  Incluso nos atrevemos a decir, para sorpresa de muchos, que nos llevan ventaja en asuntos como protección, puesta en valor y conservación. No en vano, el área arqueológica-industrial de Cerro Muriano está declarada  como Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta de Andalucía  desde 2009 y posee un interesantísimo museo minero bien gestionado y repleto de restos mineros e industriales de las diferentes etapas humanas del municipio.
El IES José Alcántara, durante la visita a los restos arqueológicos de Cerro Muriano en 2011

En el IES José Alcántara   se han hecho esfuerzos para que los jóvenes de Belmez y Villanueva del Rey conozcan este Patrimonio singular y cercano durante las dos ediciones del Camino del Guadiato, llevándose un gratísimo recuerdo e importantes experiencias  arqueológicas gracias a la pedagogía de su director, Fernando Penco. Existe en proyecto incluir su visita en el calendario escolar de forma permanente, como complemento del uso didáctico de otros antiguos espacios industriales como el Cerco Industrial de Peñarroya, la Vía Verde de La maquinilla, el Cerro del Hierro (Sevilla) o la Mina La Jayona (Fuente del Arco, Badajoz), los cuales ya se encuentran en este listado  desde hace muchos cursos.
Si te gustaron los paseos de La Maquinilla, te supieron a poco o, simplemente deseas ampliar tus conocimientos patrimoniales sobre la zona tienes la oportunidad de visitar el área arqueológica de Cerro Muriano de forma gratuita durante los próximos días 24 y 25 de Agosto, a partir de las 9 y media con motivo de la Semana Cultural 2017 organizada por el Ayuntamiento de Cerro Muriano.
El punto de encuentro de las rutas será el recinto de la Semana Cultural (nada más cruzar las vías, a la izquierda, delante de la única barra que hay puesta). Si deseas inscribirte, puedes hacerlo enviando  un mensaje con tus datos personales  al correo aesmarianum@gmail.com, o llamando por teléfono a los siguientes números: 957350620 y 957350282. La duración máxima de la visita será de una hora y media.




¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 17 de agosto de 2017

LA HUELGA GENERAL REVOLUCIONARIA DE 1917 (II)

En la línea Belmez-Córdoba el día 14 de agosto fueron a la huelga los trabajadores de Andaluces del depósito de locomotoras de Cercadilla, en Córdoba, parando también el resto de personal. Con el fin de que se pudieran desplazar las tropas a los puntos más conflictivos, la compañía estableció unos servicios mínimos consistentes en “invitar” a los maquinistas en huelga a que acudieran a su trabajo, y los que no lo hacían eran obligados por el ejército. Esto permitió que de madrugada saliera el tren mixto con destino a Belmez, en el que, además del maquinista y el fogonero, viajaban un oficial del ejército y dos parejas de la Guardia Civil con instrucciones de hacer fuego contra todo aquel que pretendiera interrumpir la marcha.
Guardia Civil acuartelada en Belmez
El día 15 circularon los trenes de la Compañía de Andaluces que salían desde Córdoba, con menos personal del que era habitual, pero siempre custodiados por un oficial y dos parejas de la Guardia Civil, incrementada esa custodia en el caso de los trenes hacia Belmez con varios soldados más que protegían al maquinista, pues el día anterior el tren fue apedreado en varios puntos del recorrido y en las estaciones de Espiel y Belmez. Esta medida dio el resultado apetecido y a partir de entonces la normalidad volvió a los trenes de la línea de Belmez a Córdoba. No hay noticias sobre lo que sucedía en la línea Belmez-Almorchón, por lo que poco se puede decir sobre ella, salvo que se produjeron algunos intentos de sabotaje en las estaciones, a pesar de que los empleados de M.Z.A. estaban aún indecisos en si ir o no a la huelga.
Sin embargo, los disturbios se recrudecieron en Pueblonuevo, Belmez y Espiel, resultando heridos por disparos un cabo del Regimiento de la Reina y varios trabajadores, lo que pone de manifiesto los graves enfrentamientos que se produjeron entre trabajadores y militares, culminando con la clausura de todos los centros obreros de la comarca y la detención de entre 15 y 20 obreros, incluidos los líderes de la huelga.
Curiosamente, la información oficial nada indicaba al respecto, pues la prensa provincial sólo recogía la crónica de la corrida de toros que se celebró en Pueblonuevo del Terrible con ocasión de la feria de agosto, poniéndola como ejemplo de normalidad en la comarca.
En Córdoba fueron detenidos el presidente y el vicepresidente de los ferroviarios de Andaluces, entre otros muchos obreros, por haberse sumado a la huelga. Ante la gravedad de la crisis se movilizó a todos los individuos sujetos al servicio de las armas que pertenecieran a M.Z.A. y Andaluces, con lo que los que hasta entonces habían sido ferroviarios pasaban a ser considerados soldados del ejército, sometidos a la disciplina militar.
A partir de entonces la situación tendió a normalizarse, más por el principio de acuerdo que se estaba logrando en el resto del país, que por la situación en la cuenca minera, sumamente alterada, hasta el punto de que los piquetes revolucionarios habían arrancado más de un kilómetro de vía en Belmez, en las proximidades de El Montadero, para asegurarse de que no se restableciera el normal servicio de La Maquinilla, impidiendo que los mineros de Belmez acudieran a su trabajo en la mina Santa Elisa y que el resto de obreros y empleados fueran a trabajar a las industrias del Cerco.
Cerco Industrial de Peñarroya
El día 17 volvió al trabajo en Córdoba el personal del depósito de locomotoras de Cercadilla, por lo que se decidió la puesta en libertad de varios de los detenidos, incluyendo al vicepresidente de los ferroviarios de Andaluces, retirándose los soldados que habían estado desarrollando sus tareas de vigilancia en la estación. Los empleados de M.Z.A., aunque habían convocado huelga para el día 20, confiaban en que esta no se llevaría a efecto, circulando los trenes hacia Almorchón con relativa normalidad a pesar de los repetidos intentos de sabotaje en las estaciones de Peñarroya y Belmez.
El día 18 la huelga general seguía en la comarca del Guadiato, aunque había perdido ya bastante fuerza, volviendo al trabajo más de 850 mineros y parte de los trabajadores de los talleres de Peñarroya. Los sindicatos ferroviarios de Belmez y Espiel solicitaron al Gobernador Militar la puesta en libertad de los sindicalistas detenidos en estos dos pueblos durante la huelga. Sin embargo, el corresponsal del Diario de Córdoba en Espiel escribía que “la huelga de los mineros sigue en el mismo estado que ayer, aunque la actitud es pacífica. Ya se suena decir que los obreros padecen los efectos del hambre”.
Al día siguiente la Sección de M.Z.A. en Córdoba de la Federación Nacional de Ferroviarios Españoles dejó sin efecto el anuncio de huelga que hizo el día 13 y que debía iniciarse el día 20, sin que en esta compañía se hubiera hecho paro alguno en la provincia. Y a su vez se envió al Gobierno una carta firmada por todos los empleados de M.Z.A. en Córdoba “protestando contra los actos vandálicos ejecutados en varios puntos de la nación, prometiendo su adhesión incondicional y permanecer en el lugar que a cada uno corresponde o se le confíe para asegurar la normal ejecución del servicio, creyendo que con su lealtad sirven a la Compañía, al Gobierno y a su Patria”.
En esta situación, el final de la huelga estaba próximo. El día 20 se desconvocaron las movilizaciones en la comarca y regresaron a Córdoba la mayoría de las tropas, aunque quedaron algunas parejas de la Guardia Civil de refuerzo en Pueblonuevo, Belmez y Espiel hasta que la normalidad fuera completa.
Tras la reparación de los daños causados en el ferrocarril minero y en las líneas de transporte interno, el día 27 circularon ya los primeros trenes cargados de carbón.
Y así como en el resto de España el resultado de la huelga fue la desarticulación y derrota de las organizaciones obreras, la detención de cientos de sindicalistas y el despido de miles de empleados, sin conseguir nada de lo que pretendían; en nuestra comarca sucedió todo lo contrario: Conseguida la unidad de acción entre las organizaciones obreras de todos los pueblos, esta huelga fue el ensayo general de las que habrían de producirse en los años siguientes: agosto de 1918, abril y mayo de 1920 (34 días de duración), otra en 1921 (64 días), y finalmente la llamada “Huelga de los Tres Meses” (94 días), en 1922.
¡Sigue leyendo esta entrada...!

miércoles, 16 de agosto de 2017

PARA MUESTRA, UN BOTÓN.


Este verano también estamos regando.

SE NECESITAN VOLUNTARIOS/AS

Sigue habiendo hueco para todo el que quiera disfrutar de un plácido atardecer regando los árboles de nuestra Vía Verde.


Y VEN A REGAR

Almez verde sobre amarillo.
 Pino verde sobre amarillo.
 Gracias Pablo.
Gracias Manolo.
 
Gracias Fran. 
 Gracias Alex.
Gracias Rubén.

Si para muestra un botón, desde lejos ya se vislumbra el cordón.


¿Dónde apuntarse?

Llama al teléfono 609 806418 o al 637 544156.



¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 10 de agosto de 2017

LA HUELGA GENERAL REVOLUCIONARIA DE 1917 (I)

Dirección de la SMMP en Pueblonuevo del Terrible
Se cumplen estos días los cien años de la Huelga General Revolucionaria de 1917, con una gran repercusión en nuestra comarca. Como lo sucedido en aquellos días de agosto es demasiado intenso y extenso, lo dividiremos en dos capítulos.

LA HUELGA GENERAL REVOLUCIONARIA DE 1917
 
Sin duda, la huelga ferroviaria más importante de cuantas ocurrieron en España en las primeras décadas del siglo XX fue la de agosto de 1917, convocada por C.N.T. y U.G.T. haciéndose eco del descontento popular. El manifiesto del 12 de agosto del Comité de Huelga de la U.G.T. y del Partido Socialista plasmaba lo que desde hacía muchos años venía sucediendo, denunciando, entre otros asuntos, el hecho de que el Gobierno de la Nación estuviera formado por consejeros de las compañías ferroviarias, a las que prestaban todo su apoyo.
Casualmente, el origen de esta huelga coincidió en el tiempo con otra de los ferroviarios de la S.M.M.P., convocada para el día 11 de agosto por motivos que nada tenían que ver con la que pretendían los ferroviarios que la iniciaron en el resto de España. El 3 de agosto, con los ocho días de antelación preceptuados por la ley, se convocó huelga con el fin de paralizar las poblaciones de Peñarroya, Pueblonuevo, Belmez y Espiel, por lo que se iniciaron negociaciones entre los representantes de la empresa, de los obreros y el Gobernador Civil con el fin de que no se llevara a efecto.
El motivo de la huelga estaba en las subidas de salarios que la compañía había concedido a los mineros en el mes de julio, pero que no se les habían aplicado a los ferroviarios de las líneas de Peñarroya a Fuente del Arco y de Peñarroya a Conquista, aunque sí a los del ferrocarril minero, La Maquinilla. Bajo la amenaza del paro en los suministros de mineral de plomo a la fundición, y de que los mineros de la comarca apoyaran a los ferroviarios en sus movilizaciones, las negociaciones llegaron a buen fin y el nueve de agosto se firmó el acuerdo entre la compañía y los trabajadores, que consiguieron que se les aplicara la subida salarial pactada en julio para los mineros. Es destacable que este acuerdo y el anterior del mes de julio fueron los primeros que firmó el “Sindicato Minero Metalúrgico de Peñarroya”, después de iniciar la unidad de acción entre las diferentes secciones de U.G.T. de los pueblos de la comarca.
La subida de sueldos pactada para los ferroviarios se haría en función del servicio que prestaran, distinguiéndose entre el personal de trenes, de vías y obras, y guardas de noche. Además, el acuerdo trataba asuntos tan dispares como el aumento de salario para los demás empleados del ferrocarril y otros que habían quedado pendientes en el acuerdo del mes de julio: salario de los mineros de interior y exterior, el salario de los niños de 14 a 16 años (1,50 pesetas diarias) y de 16 a 18 (dos pesetas), el trabajo de las mujeres en las tareas del cribado de carbón y hasta el precio de la madera que la compañía vendía a sus empleados.
La huelga quedó desconvocada ese mismo día, pero al día siguiente se le comunicó de nuevo al Gobernador Civil que los ferroviarios de las líneas de Peñarroya a Fuente del Arco y de Peñarroya a Conquista, así como los mineros de Peñarroya, Pueblonuevo, Belmez y Espiel irían a la huelga a partir del día once en solidaridad con los empleados de la Compañía de los Ferrocarriles del Norte.
 
Y es que en la madrugada del nueve de agosto se habían radicalizado las diferencias entre los sindicatos y la citada compañía en unos incidentes a priori sin importancia que se habían iniciado unos días antes en Valencia. El despido de 31 ferroviarios agravó la situación de forma insospechada, extendiéndose la huelga por toda España tras la detención de numerosos trabajadores por las fuerzas del orden, convirtiéndose en Huelga General Revolucionaria a pesar de los torpes intentos del Gobierno por evitarla.
Dirección de MZA en Belmez
Así pues, convocada en solidaridad con los ferroviarios del resto de España, en esta comarca la huelga supuso la paralización de toda actividad, no sólo en los ferrocarriles, sino también en minas e industrias, trabajando sólo unos retenes para que no se apagaran los hornos de la fundición y las fábricas de electricidad. La S.M.M.P. negoció también que funcionara por sus líneas un tren diario en cada sentido con el fin de conducir el correo, aunque no se logró acuerdo al respecto, por lo que la huelga se inició sin circulación de trenes por la vía estrecha.
En cuanto a los ferroviarios de M.Z.A. (línea Belmez-Almorchón) y de la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces (línea Belmez-Córdoba), se reunieron el día 11 en Córdoba para tratar el apoyo que habría de dársele a los trabajadores detenidos de la Compañía del Norte, acordando secundar la huelga cumpliendo estrictamente los requisitos legales para su convocatoria, con lo que debería iniciarse ocho días después. Esto no evitó que en la capital de la provincia se declararan en huelga desde ese día los albañiles, carpinteros, metalúrgicos y otros obreros, disponiendo el Gobernador Civil que se vigilaran determinadas industrias y que el Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil se desplazara a Pueblonuevo con fuerzas a sus órdenes, donde establecería su cuartel general, para desde allí enviar refuerzos, en caso necesario, a Peñarroya, Belmez y Espiel, “con el objeto de mantener el orden y garantizar el trabajo”.
La situación se agravó el día 13, cuando el Consejo de Ministros declaró el estado de guerra en toda España, decretando la ley marcial. Esto suponía un recorte tal de libertades y movimientos que no se permitía que más de tres personas caminaran juntas por la calle y que un simple ataque con lesiones a un guardia o centinela podría aparejar la pena de muerte para el agresor.
Se instauró también la censura de prensa y gran parte de los empleados de los periódicos se pusieron en huelga, por lo que resulta difícil seguir los acontecimientos ya que las noticias son contradictorias, y un buen ejemplo es que el 15 de agosto se decía en El Defensor de Córdoba:
Los alarmistas, aquellos que en estas revueltas les convienen los infundios para sus fines particulares, corrieron ayer la especie de sucesos ocurridos en Pueblo Nuevo.
Son una pura invención, ni ayer, ni hasta ahora ha ocurrido nada. El Gobernador, que está al habla permanente con dicho pueblo, así nos ruega lo hagamos saber. Es más, hoy ya ha circulado un tren por la línea de Fuente del Arco a Conquista y la normalidad es completa. El servicio de correos por esa línea se ha reanudado hoy.
Y sin embargo, sólo unas líneas antes el mismo diario daba la noticia de que en Pueblonuevo habían sido detenidos los directores del movimiento obrero. Es más, el día 13 el Gobernador dispuso que se desplazara una compañía del Regimiento de la Reina a Belmez, Pueblonuevo y Espiel con el fin de aplacar los ánimos y forzar a los ferroviarios a que volvieran al trabajo, lo que no evitó que se siguieran produciendo altercados y sabotajes, impidiendo el normal funcionamiento del ferrocarril minero entre Belmez y Peñarroya, parando también las conexiones entre las minas y las industrias del Cerco.

(continuará)
¡Sigue leyendo esta entrada...!

miércoles, 2 de agosto de 2017

SEGUIMOS CON LOS PASEOS - 2017

Pasado el ecuador de las rutas veraniegas de La Maquinilla, tenemos que reconocer que se están cumpliendo las expectativas. Más aún los resultados están muy por encima de lo esperado, pues más de setenta personas nos han acompañado en los tres recorridos planeados.
Comenzamos el 25 de julio con la ruta por la Vía Verde. Aunque es el cuarto año en el que se hace, todavía hay gente que se sorprende del origen y funcionamiento de nuestro pequeño ferrocarril, del servicio que prestaba a las minas e industrias de Belmez y Peñarroya y se enorme popularidad.
 

Vía Verde de La Maquinilla - Fotos: Pedro Calzado Canales 
El siguiente paseo fue por ese gran desconocido que es el Cerco Industrial de Peñarroya. Asistió gente de lo más variopinto, desde niños a mayores, pero todos interesados por la historia de este emporio industrial.

 
Cerco Industrial - Fotos: Pedro Calzado Canales
Como ya anunciamos, el 1 de agosto hicimos un viaje en el tiempo de siete mil años, visitando algunos de los dólmenes de Belmez. Araceli Cristo nos deleitó con sus explicaciones acerca de cómo vivían nuestros ancestros en la comarca del Guadiato, los poblados neolíticos de Sierra Palacios, en Belmez, el Peñón de Peñarroya, y la Calaveruela, en Fuente Obejuna. También explicó a los casi cuarenta asistentes el porqué de la existencia de tantos dólmenes (alrededor de cien) en el Valle del Guadiato, sí como la forma de los enterramientos y los ritos funerarios.   

 
Por los dólmenes de Belmez - Fotos Cori Castillejo
Quedan otros tres paseos: el primero de ellos una visita al Almacén Central, un edificio que en los últimos años ha recuperado algo de vida merced a los trabajos del Colegio de Minas y de la Fundación Cuenca del Guadiato, que se han afanado en la recuperación del material minero y ferroviario que allí se expone. Ha querido también el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo que esta visita se enmarque ya dentro de las actividades conmemorativas del centenario de este edificio. Completaremos la velada dando un paseo por el Barrrio Francés de Peñarroya-Pueblonuevo, para lo que nos serviremos de algunos pasajes del libro del Cincuentenario de la SMMP.

Para la última semana quedan dos paseos no menos interesantes. El martes, de nuevo en Belmez,  nos espera un recorrido por las calles del pueblo, un repaso del origen de las minas y algunas de sus industrias, casas y edificios relacionados con estas actividades, la explicación del  porqué del nombre de varias calles o los lugares de ocio de los trabajadores. Creemos que puede resultar atractivo.
Por fin, el jueves 10 de agosto será la última oportunidad de coger nuestro tren, con un nuevo paseo por la Vía Verde, aunque en sentido inverso al que comenzamos: de Peñarroya a Belmez.
Solo queda recordar que los paseos empiezan a las ocho de la tarde y que los puntos de salida son el Almacén Central, en Peñarroya-Pueblonuevo, y la piscina municipal, en Belmez.
¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 28 de julio de 2017

Un logo para unirnos a todos


Obra ganadora del Concurso de logos I Centenario del Almacén Central
Autor: Rafael Serrano Serrano


Es posible que aún no lo sepan, pero este es un año especial para Peñarroya-Pueblonuevo porque se cumplen 100 años de la construcción del Almacén Central. Y si no lo es para muchos, a todos les digo que tendría que serlo.

No es fácil que un edificio alcance esa antigüedad expresada en ese número tan redondo, no sólo porque  su  estructura está realizada completamente en hierro, un material mucho más perecedero que la piedra, por ejemplo, sino  por su ubicación, al encontrarse en   un lugar  que durante años ha alimentado la acerías de media España.

Como saben el Cerco Industrial en los últimos años se ha convertido en motivo para el orgullo local como monumento a la vez que en modelo nacional de  incultura institucional y ciudadana por  el abandono que ha fomentado su expolio. De ahí  que sea un  auténtico milagro que el Almacén Central haya llegado en pie hasta nuestros días y, por qué no decirlo, que también nos felicitemos por ello. Y es que los responsables de la desaparición del Cerco, que no son otros que los ciudadanos anónimos, los concejales, los alcaldes  y las  instituciones de carácter civil que durante décadas han mirado para otro lado en este aspecto también han sido los responsables  de su supervivencia, para que todos podamos disfrutar de él 100 años después.

Pese a sus achaques como consecuencia de la falta de mantenimiento e inversión y con su indefinición como espacio público que ha hecho  que a lo largo de estos años convivan actividades tan dispares como la Semana Santa y un museo minero - ferroviario, el Almacén Central es uno de los grandes iconos de Peñarrroya-Pueblonuevo.

Por este motivo, desde nuestro colectivo, consideramos que todos debemos poner nuestro granito de arena para que esta auténtica catedral del trabajo, que es como se le llama en los foros entendidos, acompañe a muchas otras generaciones.
I Concurso de Trivial A-cércate 
Primera actividad para conmemorar el Centenario del Almacén Central
En este sentido el  Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo ha tenido el acierto de organizar un concurso de logotipos que sirva para conmemorar esta efeméride y como segunda actividad  de un programa de eventos que desde Septiembre hasta Diciembre irán destinados a A-cercar este Patrimonio singular  a sus ciudadanos.  Recordamos que la primera fue el Concurso de Trivial A-cércate organizado por nuestro colectivo en el mes de Junio también con la colaboración del Ayuntamiento.

El ganador del Concurso ha sido el joven diseñador cordobés  Rafael Serrano Serrano. Le damos la enhorabuena, así como a todos participantes. 
El Centenario del Almacén Central,  más que una fiesta del Patrimonio local y un homenaje a todos aquellos que trabajaron en él,  debe ser interpretado como una oportunidad para que  la gente de Peñarroya-Pueblonuevo   vuelva a mirar al Cerco desprendidos ya de la nostalgia inhábil e inútil. El Cerco, como el Almacén Central, no es lo que fue, sino lo que hacemos hoy con él; y también lo que haremos.

Todos al Almacén Central y todos con el Almacén Central.


¡Sigue leyendo esta entrada...!

lunes, 24 de julio de 2017

LOS PASEOS DE LA MAQUINILLA - 2017


Como ya viene siendo habitual en los últimos veranos, comenzamos los paseos de julio y agosto.
Uno de los fines de nuestra asociación es el de dar a conocer el rico patrimonio ferroviario, industrial y minero de nuestra comarca. Los años pasados nos hemos centrado en el tema ferroviario, recorriendo la Vía Verde de La Maquinilla y explicando también, siquiera de forma colateral, su relación con las minas y las industrias.
Este año no nos vamos a olvidar de esto, aunque pretendemos ampliar las rutas y paseos al conocimiento de un patrimonio más amplio. Es por eso por lo que solo dos días los dedicaremos a recorrer y explicar Vía Verde de La Maquinilla: el martes 25 de julio (Belmez-Peñarroya) y el jueves 10 de agosto (Peñarroya-Belmez). Para el resto de los días hemos programado otras rutas que creemos que son de gran interés para conocer nuestro pasado.  
El jueves, 27 de julio, recorreremos el Cerco Industrial de Peñarroya. Haremos una ruta por los restos de fábricas, talleres y fundiciones, lo que nos servirá para hacer un repaso de cómo la SMMP consiguió formar todo su imperio económico.
El martes 1 de agosto haremos un viaje de cinco mil años atrás, una ruta por algunos de los dólmenes de Belmez. Visitaremos el Dolmen de “Sánchez Pastor” y el de “Casas de Don Pedro”, para lo que la arqueóloga Araceli Cristo nos hará de guía. Si alguien se pregunta qué tiene que ver esto con las minas, se enterará de las relaciones que ya entonces teníamos con las minas de mercurio de Almadén.
El jueves 3 de agosto volvemos a Peñarroya, conoceremos a la colección de material ferroviario y minero que el Colegio de Minas de Córdoba y la Fundación Cuenca del Guadiato custodian en el Almacén Central de Peñarroya. Después daremos un paseo para repasar los edificios que componen el riquísimo legado francés de Pueblonuevo.
Y para el martes 8 de agosto hemos preparado una interesante ruta por el casco urbano de Belmez, repasando gran parte de los edificios, construcciones, calles o instalaciones que tienen relación con nuestro pasado industrial y minero.     
Como se puede ver, las rutas serán en Belmez los martes y en Peñarroya-Pueblonuevo los jueves, todas a las 20,00 horas (ocho de la tarde). Las salidas en Belmez se harán desde la antigua estación de ferrocarril de Belmez-Ermita (Piscina municipal), y en Peñarroya desde la puerta del Almacén Central (próxima a la nueva estación de autobuses).
La duración de las rutas será aproximadamente de dos horas y para participar solo hace falta estar en los puntos de encuentro a la hora de salida, aunque para más información pueden llamar al teléfono 957 58 07 06, o por guasap al nº 684450579. Como todos los años, se ruega puntualidad, pues se va haciendo de noche, sobre todo en el mes de agosto.
¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 20 de julio de 2017

Viejos amigos de las chimeneas buscan nuevos amigos

Agosto de 2016 . Amigos de las chimeneas en La Madeleine
Lo hemos comentado en otras ocasiones.  Han pasado 6 años, 6, desde que comenzamos a pelear por los derechos del Patrimonio de la Industrialización del Guadiato, una guerra en la que se ha ganado alguna que otra batalla pero también se han perdido otras tantas, e incluso diría que más de las que se ganan. Ya lo saben, enrolarse con nosotros, de algún modo es aprender a perder, aunque de vez en cuando consigamos algo. Con este panorama, que no es otro que el que les contamos semana tras semana en este medio, todavía la gente corriente nos sigue preguntando que por qué seguimos aquí, con esa actitud  entre estoica y romántica por querer cambiar las cosas en una parte de la realidad que interesa  tan sólo a unos pocos. Tal vez la razón por la que no lo dejamos sea la gran cantidad de amigos que nos hemos encontrado en este camino cultural, especialmente fuera de aquí.

De todos ellos, quizá los más duraderos son los amigos de las chimeneas industriales de ladrillo, especialmente Non Lieu y la Asociación de defensa de  las Chimeneas de Málaga.

No  podemos negar que  las dificultades comunes  y las penas compartidas unen y mucho, probablemente más que los éxitos aunque vivamos a cientos o a miles de kilómetros de distancia. Sin embargo, pienso que nuestro verdadero asidero ha sido el altruismo y el aprendizaje mutuo. Altruismo, porque casi sin recursos económicos y con mucha creatividad cada una en su ámbito de actuación sigue haciendo más de lo que puede y más de lo que debe  por salvar o tratar de  salvar estos iconos de la historia de la humanidad  llamadas chimeneas; aprendizaje, porque, al no existir normas de actuación en un asunto prácticamente virgen para el Patrimonio, compartir nuestras propuestas únicas y lógicamente contextualizadas a nuestro entorno es vital para cada uno de nuestros colectivos. Tal vez por eso y no por interés o porque estemos locos nos gusta reunirnos de vez en cuando en algún lugar de Europa  durante algunas horas y poniendo dinero de nuestro bolsillo para hablar de cómo le va la vida a nuestras chimeneas y, de paso, de nuestras vidas en relación a ellas.
Olivier Mucelec, Presidente  de Non Lieu, en primer plano. Al fondo, miembros de la
Asociación de Defensa de las Chimeneas de Málaga

Tras la quedada de Robauix a finales de Agosto de 2016, en la que nos juntamos para participar en el Congreso de Chimeneas Creativas, en Octubre de este año volveremos a vernos,  en el II Congreso de Patrimonio Industrial y Participación Social que los amigos del Málaga están preparando con mucho cariño en su ciudad.

No piensen que somos una secta o algo  parecido ni que el evento es exclusivo o cerrado. Antes, al contrario. Están invitados a participar como ponentes cualesquiera colectivos que promuevan o fomenten el respeto por el Patrimonio de la Industrialización de España o Europa. De modo que estos  ya viejos amigos, La Maquinilla, Non Lieu y Asociación de Defensa de las Chimeneas siempre estamos abiertos a ampliar la familia.

Infórmate e inscríbete en la web:


El Patrimonio Industrial no es aburrido. Apúntate
Foto tomada en un bar en  las inmediaciones de la fábrica Fives-Lille


¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 14 de julio de 2017

Que no te den castillo por fábrica


Yenidze: un pedazo de Turquía en Europa Central
Es tiempo de viajes y escapadas para conocer algún rincón de nuestro país o de un mundo empequeñecido por el extraordinario desarrollo de los medios de transporte. El punto de partida de cualquier excursionista para una jornada cultural en un sitio suele ser la oficina de turismo.

Existe una dictadura encubierta en todos estos servicios turísticos locales que predispone al visitante a entrar en edificios religiosos y castillos, algunas ruinas romanas, mucho menos patrimonio civil, exceptuando  que pertenezca a algún personaje muy relevante. Bueno, también museos. El Patrimonio Industrial queda relegado a un plano residual, dependiendo éste de la experiencia personal de quien nos atiende, la cual, en muchos caos, es  nula.

Si  tuviésemos  que aprender la  historia de la humanidad a través de las guías de viaje y demás inventos turísticos,  a buen seguro  concluiríamos que ésta  terminó  en  el siglo XIX, siendo  siglo XX y XXI un periodo lleno de algunos  pintores famosos  y   varias guerras.

El turista típico,  está  entrenado para no mirar a su alrededor dondequiera que va, o bien, está condicionado por los prejuicios culturales basados en la sacralización de lo más antiguo y caro. Esta actitud aprendida le predispone a conformarse con contemplar   obras del clero y de la aristocracia a lo largo de los siglos. Evidentemente, existen excepciones de edificios industriales que se encuentran  a la cabeza mundial de visitas turísticas, como la Torre Eiffel, pero que no salvan, en absoluto, esta tendencia general del gusto de la gente corriente por el retablo, la cama de una reina o las almenas.   

Ninguno de nosotros estamos a salvo de escapar de esta dinámica que nos empobrece culturalmente  y que nos ofrece una visión fraccionada  del mundo que nos rodea.
El caso de  Dresde es, probablemente, uno  de los casos más paradigmáticos.  Esta ciudad alemana está definida por las bíblicas turísticas como  una de las ciudades más bellas de Europa. Ustedes también pueden comprobarlo  en su propia casa: tecleen en Google qué ver en Dresde o simplemente Dresde. El ordenador, solícito, mostrará al navegante numerosas fotos de edificios barrocos reconstruidos en forma de palacios, iglesias y óperas  que nos hablan  de una ciudad que parece que tiene sólo dos siglos de antigüedad: el  XVII y XVIII.
Mezquita del tabaco. Lo que parece un minarete es la chimenea

Sin embargo, no aparece el Yenidze, obra cumbre del Patrimonio Industrial Europeo.  Este edificio es comúnmente conocido como la “Mezquita del tabaco”, pero no es de ningún modo un templo, sino que es una fábrica. Fue construido entre 1908 y 1909 por una empresa tabaquera de capital turco llamada Yenidze. Tomó su nombre de la región griega en la que se cultivaba la materia prima,  en aquella época en manos del   Imperio Otomano.

Tras el cierre de la fábrica en los años 80, el complejo fue restaurado en 1996. Hoy en día  alberga un hotel y un restaurante.  Su preciosa cúpula de acero  se abre varias tardes a la semana para la celebración de conciertos, la representación de pequeñas obras de teatro y la organización de  actividades para niños. Además, es la atalaya urbana desde el que se obtienen las mejores panorámicas de la ciudad de Dresde.   Juzguen ustedes mismos: salvando épocas y estilos arquitectónicos, el Yenidze no tiene nada que envidiarle al Palacio Zwinger, en la misma ciudad.


El Yenidze de noche. Cúpula y chimenea


Resultado de imagen de palacio zwuinger
Palacio Zwinger, también en Dresde
Conocimos este impresionante monumento industrial hace ya algunos años,  durante  uno de nuestros viajes veraniegos  no por recomendación de alguna guía turística sino  por pura casualidad, al entrar en coche por  error en el extrarradio de la ciudad, esto es,  muy muy lejos del mal llamado centro histórico de la ciudad de Dresde.

Es una verdadera lástima que la gente se pierda este Patrimonio por una deficiente formación de los máximos responsables de bienes culturales de ésta y otras ciudades europeas (no hablemos de las españolas) y por la flagrante  a la vez que estúpida arbitrariedad con la que se crean los paquetes e itinerarios turísticos.  

Hoy en día, varios años después de aquel viaje, comprobamos con alegría cómo  el Yenidze empieza a aparecer en alguna guía turística digital  de la ciudad de Dresde. La gente que viaja es  cada vez más inconformista con aquello que se ofrece como típico o convencional y  en su búsqueda crítica encuentra nuevas rutas que posteriormente se normalizan gracias a internet. Así es como el Patrimonio Industrial, junto a  otros Patrimonios olvidados van reivindicando su importancia desde el punto de vista turístico.

Desde este humilde medio de comunicación animamos a aquellos lectores que puedan permitirse el lujo (si, es un lujo) de viajar en estos meses, a que  miren más  a su alrededor y, sobre todo, que miren mejor cuando visiten ciudades o espacios patrimoniales. Es el único método para que no te den castillo o palacio por fábrica, sino ambas cosas.


Cúpula del Yenidze, desde el interior


¡Sigue leyendo esta entrada...!